Hubo un tiempo en que regatear junto a la cal y sacar un centro medido con tu pierna buena era el estándar. Fue antes de esta oscura edad de diagonales hacia dentro y jugar a pierna cambiada. ¡Una vez más insistimos en hablar de fútbol aunque a muchos de vosotros no os interese lo más mínimo! ¡El sol de agosto nos ablanda el cerebro cada vez más!